El tulipán en Holanda: la ruta de las flores

El tulipán en Holanda: la ruta de las flores
Share:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

Una de las épocas más bonitas para visitar Holanda es sin duda la primavera, concretamente entre mediados de abril y principios de mayo. En las ciudades, los árboles recuperan el color verde y podrás encontrar muchos rincones decorados con la flor más popular en este país: el tulipán.

Pero la verdadera esencia de la primavera en Holanda se encuentra a aproximadamente unos 35 kilómetros al suroeste de Ámsterdam. Entre las ciudades de Haarlem y Leiden, se extienden kilómetros y kilómetros  de pueblecitos con rincones preciosos, alternados entre extensos campos de tulipanes, jacintos y narcisos y algún que otro molino perdido. En medio de este panorama y cerca de una ciudad llamada Lisse, se encuentra el que está considerado como uno de los jardines florales más bonitos del mundo: Keukenhof. Este jardín es verdadero paraíso para los amantes de las flores, con un solo inconveniente: solo abre 2 meses al año, en primavera. En su página web puedes comprar las entradas (16€* la entrada sencilla), consultar las fechas de apertura, los horarios, y otra información, como la temática que se escoge cada año (este año ha sido el Diseño Holandés).

Desde hacía tiempo, visitar Amsterdam en primavera y recorrer en bicicleta alguno de estos campos de tulipanes se habían convertido en uno de mis principales objetivos en mi Bucket List. Y, por fin, en abril de este año pude cumplirlo: sigue leyendo, que te explico lo que hice.

La conocida como “Ruta de las flores” mide en total unos 40 kilómetros que se pueden recorrer en bicicleta ya que hay carriles acondicionados. Sin embargo, si no dispones de tanto tiempo o simplemente no eres un deportista nato, puedes recorrer solo una parte de la ruta, tal y como yo hice. Cuando me planteé hacer esto, ideé dos opciones:

  • Coger un tren a Haarlem, alquilar una bicicleta y recorrer una parte de la ruta hasta llegar a Keukenhof (unos 16 kilómetros), o…
  • Coger un tren hasta Leiden y hacer exactamente lo mismo (también unos 16 km).

Finalmente me decidí por la segunda opción, ya que la intención también era visitar un poco Leiden, cosa que no pudimos hacer por falta de tiempo. Un billete de tren de ida y vuelta desde Amsterdam Centraal hasta Leiden cuesta 18 €*, y el trayecto dura más o menos 40 minutos, en los que ya podrás empezar a ver los coloridos campos.

Una vez en Leiden, alquilamos una bici en un local que está al lado de la estación, llamado Oldenburger Fietsspecialist. El precio por un día es 12,50€* por persona; los únicos requisitos son: pagar en efectivo, proporcionar tus datos del DNI o pasaporte, dejar una fianza de 25€* por persona que te devolverán al entregar la bici.

A partir de aquí, es solo pedalear y disfrutar del camino. Para guiarte puedes pedir un mapa en el mismo local o utilizar la app maps.me si no tienes conexión a internet (recuerda descargar previamente los mapas).

*Estos son los precios de abril 2017.

Esto es lo que te encontrarás por el camino y al llegar Keukenhof:

Molino holandés a las afueras de Leiden

 

Campos con canales y molinos durante la ruta de las flores

 

 

 

Rincones escondidos en un pequeño pueblo cerca de Lisse

 

Primeros campos de jacintos

 

Aparcamiento para bicicletas en la entrada del jardín

 

El paraíso floral dentro de los jardines Keukenhof

 

Decenas de tipos de tulipanes dentro de los jardines Keukenhof

Vistas desde el molino dentro de Keukenhof

 

¿Dónde es?

Share:Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *